martes, 15 de noviembre de 2016

El destino del hombre es trabajo incesante, u ocio incesante, lo cual es aún más difícil, o trabajo irregular, lo que no es agradable. T.S. Eliot


El mundo da vueltas y el mundo cambia, pero hay una cosa que no cambia. En todos mis años, una cosa no cambia. Por mucho que la disfracéis, esta cosa no cambia; la lucha perpetua del Bien y el Mal.
                                             Marpin y la Rana.

No hay comentarios: