miércoles, 23 de julio de 2014

La poesía de Jenaro Talens. Guardad silencio, insectos de la noche; ella duerme en su cuarto. La música de las cigarras reposa en su cabeza.

Incluso cuando callan, luego de atardecer, no está visible para nadie. Si alguien toca su puerta, no temáis: tiene echado el cerrojo.


                                                     Marpin y la Rana.

No hay comentarios: