sábado, 20 de octubre de 2012

¿Bailas conmigo? Te quiero mucho. ¡No lo hagas, no lo hagas!






La vida es corta y triste,
y el trance final del hombre y de la mujer, irremediable;
y no consta de nadie que haya regresado del abismo...
¡Venga!, a disfrutar de los bienes presentes,
a gozar de las cosas con ánimo juvenil;
a llenarnos del mejor vino y de perfumes,
que no se nos escape la flor primaveral...
Atropellemos al justo que es pobre,
no nos apiademos de la viuda
ni respetemos las canas venerables del anciano;
que sea nuestra fuerza la norma del derecho.
   (Sab.2,1.6-7,10,11)


Marpin y la Rana

No hay comentarios: